Skip to content

Hermana Cointa Medina: “Es hermoso sentir el calor humano del B.O.D.”

3 abril, 2012

Hermana Cointa Medina / Directora Hogar San José de la Montaña


 

Su andar es enérgico, pero sus pisadas son sutiles. Sus ojos aún no se cansan de observar las necesidades del ser humano. Utiliza las palabras en su justa medida y con la intención precisa. Su solidaridad no tiene límites. Se trata de la hermana Cointa Medina, directora del ancianato Hogar San José de la Montaña, ubicado en Maracaibo. Ella es una religiosa que a sus 69 años de edad aún conserva la fuerza y el espíritu caritativo para tender su mano a cualquier alma que necesite ayuda. Desde hace 52 años comenzó su peregrinaje por una vida entregada a Dios, cuando ingresó a la Congregación las Hermanitas de los Pobres de Maiquetía.

Para ella el Hogar San José de la Montaña es un “ícono de Maracaibo” que alberga un importante proyecto social. “Esta fue la primera obra del monseñor Olegario Villalobos, un gesto hermoso que dejó la huella de amor palpable, su caridad se plasmó y se encarnó en esta ciudad. Yo considero que monseñor Villalobos fue elegido por Dios, porque todos tenemos una misión que cumplir en este mundo. Dios nos ha creado para ser mensajeros de su evangelio, de su palabra, para poder llegar a tantos corazones. Nosotros tenemos que trabajar por los necesitados, no pasar de largo ante tanto dolor, ante tanto agobio que nos afecta actualmente”.

Desde hace varios años, el B.O.D. a través de su programa “Regalamos Sonrisas” se encarga de llevar un rayo de luz y esperanza a los corazones de los ancianos, quienes con alegría disfrutan de almuerzos, música y actividades recreacionales cada diciembre, de la mano del Voluntariado Corporativo del B.O.D., quienes además obsequian alimentos no perecederos que sirven para preparar los alimentos de los adultos mayores durante varios meses. Los abuelitos se llenan de alegría cuando los empleados del banco llegan para compartir con ellos momentos de atención y cariño.

Esta hermana que irradia amor y bondad desde lo más profundo de su corazón, expresa gracias infinitas a Dios, pues ella siente que el Hogar San José de la Montaña lo sostienen todos los marabinos y os que como ella se han  encarnado en el Zulia sin ser de esta tierra. “Es hermoso sentir el calor humano de todos y sobretodo del B.O.D. Yo siento que el B.O.D. y el hogar San José somos una sola familia, lo siento así, lo palpo, porque es una institución que está presente siempre para colaborarnos en cualquier necesidad que tengamos”.

Un esfuerzo por dignificar a los ancianos

Hoy en día, en el Hogar San José de la Montaña viven 72 ancianos y laboran 16 personas conjuntamente con cinco monjas, seres que de manera humanitaria,  desinteresada y generosa se sensibilizan como si sintieran en carne propia el latido de dolor del anciano necesitado para poder hacer el bien.

A pesar de las penurias por las cuales pasa muchas veces este ancianato, hoy observan ansiosos y alegres los cambios que se están realizando en la infraestructura, gracias a empresas que se han responsabilizado socialmente con este proyecto. “Estos cambios van a mejorar la calidad de vida de los ancianos, vivirán mas dignamente, queremos que el Hogar sea un oasis para ellos y para todos los que convivimos aquí”, señaló con voz emocionada la religiosa, quien además dijo que con esta ampliación ahora van a poder vivir 250 viejitos en el ancianato.

Misericordia y amor infinito

“No queremos que se quede nadie por fuera para la creación y sostenimiento de la nueva edificación, porque este es un hogar que debe ser modelo para todo el país y a la vez obras como éstas se necesitan para brindarle dignidad al abuelo y esa es nuestra misión.

Tenemos que luchar por dignificar al hombre. Realizar estas acciones es sentir las entrañas de la misericordia y este programa del B.O.D. es un reflejo de ese amor infinito que Jesús vino a traernos al mundo.

Mi solicitud y súplica para todos los que me puedan oír y a donde pueda llegar mi voz es que se unan a esta gran cadena de amor y de generosidad, que poco o mucho todos pongan su granito de arena para poder ofrecer una mejora calidad de vida al final de los días de nuestros abuelitos”.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.